Noticias El único alimento que deberías comer todos los días

Fruta, fruta y más fruta es lo que nos recomiendan la mayoría de nutricionistas cuando llegan los meses de verano. Pero no todas son igual de beneficiosas. Estos últimos años, numerosas investigaciones han demostrado que uno de los frutos más buenos para nuestra salud es el arándano, debido a las múltiples cualidades que posee (en todos los sentidos).

A continuación os explicamos cuáles son todos los beneficios que posee y por qué deberíais comerlo todos los días:

  1. Es rico en vitaminas y antioxidantes

Los arándanos son ricos en vitamina C, que nos ayuda a prevenir el exceso de sudoración o los golpes de calor y es muy útil para proteger nuestras células contra los daños causados por los radicales libres. Un exceso de estos últimos podría tener consecuencias negativas para nuestra salud y ser un detonante de numerosas enfermedades.

Este fruto también cuenta con varias vitaminas del grupo B, fundamentales para regular nuestra energía, y es rico en magnesio, responsable también de nuestra vitalidad. Además, según el Food and Drug Administration (FDA), el arándano es un alimento libre de grasas y sodio y con mucha fibra.

Asimismo “posee propiedades antioxidantes de muy buena calidad”, afirma Victoria Lozada, autora del blog Nutrition is The New Black . Estudios realizados en la Universidad de Clemson y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos califican al arándano como el alimento de mayor poder antioxidante entre 40 vegetales analizados.

  1. Es bueno para el corazón

Una investigación reciente llevada a cabo por un grupo de expertos de la Universidad de of East Anglia (Inglaterra) asociados con científicos de la Universidad de Harvard demostró que los arándanos también pueden ser buenos para nuestro corazón. Según el estudio, si comemos 150 g de estas bayas al día, podemos reducir notablemente el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Durante seis meses, el equipo de científicos observó y estudió los efectos del consumo diario de arándanos en 138 personas con sobrepeso y obesas de 50 a 75 años que padecían el síndrome metabólico.

El resultado fue que los sujetos que consumían una taza de 150 g de arándanos al día experimentaban una mejora constante en la función vascular y la rigidez arterial. Lozada añade que “que todos los frutos rojos son cardiosaludables” y no está de más que los consumamos cada día, a la hora del postre, por ejemplo.

  1. Previene las infecciones de orina

“También se ha demostrado que son muy recomendables para combatir las infecciones de orina debido a su potencial contra las bacterias”, explicaba Mireia Cervera, nutricionista del Grupo Teresa Carles.

Según un estudio de la Universidad de McGill y el Instituto Nacional de Investigación Científica de Montreal, los arándanos podrían ayudar a que los antibióticos sean más potentes contra las bacterias, haciéndolas más sensibles ante dosis más bajas de medicamentos.

Además, los arándanos también pueden prevenir este tipo de infecciones por su contenido en proantocianidinas (PAC), una clase de polifenoles que impiden la adherencia de bacterias en las paredes de la vejiga.

  1. Es beneficioso para el cerebro

Estos frutos también pueden ser muy beneficiosos para nuestro cerebro por diversas razones. La primera es que, según un estudio del Servicio de Investigación Agrícola de los Estados Unidos, su consumo aumenta la tasa de natalidad de las células cerebrales en el hipocampo, la parte del cerebro responsable de la memoria.

Otra investigación de la Sociedad Estadounidense de Química demostró que la ingesta de estas frutas puede ayudar a prevenir la neurodegeneración relacionada con la edad y los cambios resultantes en la función cognitiva y motora.

Y podemos seguir citando otros beneficios, cómo que pueden reducir el riesgo de demencia o los efectos del alzheimer.

  1. Reduce el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2

La incorporación de arándanos a la dieta también puede disminuir las posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2, según un estudio de la Universidad de Maryland Eastern Shore. Los investigadores demostraron mejoras en la resistencia a la insulina (es decir, un aumento de la sensibilidad a esta) después de hacer consumir estos frutos a diferentes sujetos.

Fuente: La Vanguardia


Categorías:

Estudio | Salud

Ver los comentarios +

Deixe um comentário

O seu email não será publicado. Os campos obrigatórios são identificados.
Todos os comentários do site são moderados previamente. Se o seu comentário ainda não foi publicado, por favor, aguarde.